lunes, octubre 26, 2015

Oveja Negra: Tulpa

Oveja Negra: Tulpa

  ¿Qué es?
"El tulpa, según el budismo vajrayāna y sobre todo el budismo tibetano, es una entidad espiritual creada con el pensamiento. Para los yoguis tibetanos la formación de tulpas es parte del proceso místico de aprendizaje, mientras que para la ciencia moderna es solo el fruto de la sugestión."
   La sugestión:
"1-. Influencia que algo o alguien provoca sobre la manera de pensar o de actuar de una persona, que anula su voluntad y la lleva a obrar de una forma determinada.  
2-. Denominación dada al proceso psicológico mediante el cual personas, medios de comunicación, libros, y toda clase de entes que manipulen conceptos y sean capaces de emitir información pueden guiar, o dirigir, los pensamientos, emociones, sentimientos o comportamientos y estados físicos de otras personas."

   Quiere decir que la mente humana es tan poderosa que puede crear entidades. Algunos de sus “ingredientes” son: la fuerza y tiempo con la que se piensa, sugestión, poco control del pensamiento.

   Esto significa que casi cualquiera puede crear un tulpa.

   ¿Cómo funciona o cómo se crean los tulpas, concretamente hablando? Lo explicaré con un ejemplo: Si yo tuviera la idea de que una sombra me persigue, aunque no esta no se encuentre en realidad. Por mi insistencia de que la sombra me persigue, la veo y la siento; y yo de verdad lo creo, tarde o temprano aparecerá una sombra que me perseguirá. Mi mente la creará y esta podría ser independiente de mí si no llego a controlar mis propios pensamientos y mi energía.

   Cabe mencionar que somos hechos y nos rodeamos de energía. Si no dominamos nuestra propia energía podemos contribuir a tener malas pasadas, atraer negatividad o incluso llegar al punto de formar un tulpa.

   Lo mejor es controlar la mente y pensar en lo más “obvio”; por ejemplo, si parpadea la luz del bombillo de la sala no pensar en monstruos, sino en una falla eléctrica. Que si alguien anda medio raro a su lado pues primero investigar si se trata de algo biológico y no que un ente del bajo astral lo quiere poseer. Y si un volcán expulsa humo no pensemos que será el fin del mundo cuando llegue a hacer erupción, ya que el volcancito tal vez sólo tenía energía acumulada y quería liberarla.

   La energía negativa es tan poderosa como la positiva. Y provocar sucesos —y hasta entidades— es sólo cuestión de manejarla y saber pensar.


     Esto ha sido todo por ahora, queridas ovejas negras, espero les haya gustado esta entrada, que aunque poco ha tenido que ver con leer o escribir posee información de utilidad. No olviden que pueden dar sugerencias y adiciones en la caja de comentarios. Además, si les gustó este contenido y no quieren perderse ni una sola de nuestras publicaciones, los invito a suscribirse al blog y darle me gusta a nuestra página de Facebook.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario