domingo, agosto 23, 2015

Personajes planos y redondos


     Muchos hemos leído, usualmente en comentarios sobre historias originales o fanfics, que estos poseen personajes planos y que el autor o autora debe trabajarlos más. Incluso muchos han recibido comentarios sobre los mismos. Pero ¿qué son exactamente los personajes planos?

     Para empezar vamos a ver de dónde salió, o más bien quién dio la clasificación de “personajes redondos” y “personajes planos” y por qué: En el ámbito de la escritura, los términos que le damos a “plano” y “redondo” los acuñó el novelista, ensayista y libretista británico Edward M. Foster (1879 - 1970). Esto por la simple necesidad de clasificar a los personajes, de forma muy general, en dos tipos.
     Ahora vamos a ver qué características posee un personaje plano y otro redondo:

     Plano: Así denominamos al personaje simple, que surge a partir de una idea vana y que no presenta ninguna evolución como ser inteligente —por no decir persona porque hay personajes que no son exactamente humanos y que de todas formas se clasifican como planos—.

     Estos personajes usualmente son poco elaborados ¿y por qué? Pues por el simple hecho de que carecen de profundidad y realismo. Pueden ser cómicos, malhumorados, heroicos, etc., pero no tienen una motivación real y sus acciones así como sus pensamientos no concuerdan bien con tan motivación. Son cómicos o malhumorados porque sí, porque son geniales y mantienen la situación bajo control con sus chistes o sarcasmos para aligerar la situación.

     Psicológicamente hablando estos personajes no poseen concordancia con su pasado y lo que los ha rodeado toda su vida; aunque de ser así su personalidad seguirá siendo superficial y vana.

     Son demasiado predecibles. Siempre se sabe qué van a hacer en determinada situación y sus reacciones no se relacionan siempre a su personalidad, carácter, pensamientos y vida; es más, incluso parecen contradecirse a sí mismos.

      Si lo analizamos bien, un personaje plano se puede resumir en que carece de realismo, profundidad, complejidad y de características humanas. Ellos no evolucionan, no cambian ni crecen como personas. Ellos simplemente no se llevan con la lógica.

     Redondo: Con esta palabra clasificamos al personaje de características opuestas al plano, es decir, con profundidad y evolución como un ser.

     Estos personajes son firmes a su personalidad descrita y dada; y a diferencia de los personajes planos, estos son motivados profundamente por una razón de ser. Esto les da forma y concuerdan como lo haría un ser de su especie en la vida real.

     Los personajes redondos son complejos, impredecibles, auténticos; no sólo viven en chistes, sarcasmos o llenos de motivaciones heroicas. Reaccionan a sus gustos y disgustos; sus motivaciones los mueven o paralizan y uno nunca sabe con exactitud qué llegará a hacer en determinadas situaciones.

      De forma psicológica su pasado sí coincide con su comportamiento actual; sus pensamientos, ideales y forma de vida mantienen estrecha relación y los cambios que sufran física y psicológicamente poseen una explicación racional y creíble.

     Si analizamos bien un personaje redondo, o al menos sus características, nos daremos cuenta que podremos resumirlos de forma simple con esto: Ellos tienen realismo, profundidad, son complejos y mantienen características humanas, o de un ser similar. Evolucionan y crecen como personas. Ellos sí se relacionan con la lógica.

     Espero haberlos ayudado; me despido, Akari.



      Si te ha gustado esto y no deseás perderte ni una sola de nuestras publicaciones suscribíte al blog y dale me gusta a nuestra página de Facebook.

1 comentario:

  1. Muy bueno tu artículo. Me ayudó a entender mejor las diferencias y cuando poder clasificar a un personaje en cualesquiera de esos términos de ser necesarios.

    Muchas gracias por el artículo, lo explica todo muy bien.

    ResponderEliminar