lunes, agosto 10, 2015

Oveja Negra: Bajo Astral

Oveja Negra: Bajo Astral

   El bajo astral es definido en el diccionario esotérico como el nivel inferior mínimo de los siete planos dimensionales/astrales o niveles de evolución espiritual ­—que se caracterizan por el tipo de energía que se mueve y desarrolla en ellos—. En este nivel habitan los seres negativos y malignos, como los demonios o brujos de magia negra.

   El plano astral es la dimensión no física o material. Se refiere a las energías, entidades no humanas o animales, se trata de espíritus. Debemos recordar que el Universo todo vibra, incluyendo la dimensión física y la de energías sutiles que se escapan muchas veces de la comprensión humana.

   En la mayoría de las teorías, incluyendo las más aceptadas, se poseen siete subplanos astrales. Según Max Heindel (ocultista y esoterista nacionalizado estadounidense de origen danés. Fundador de la Rosicrucian Fellowship (Fraternidad Rosacruz), asociación instituida en 1909 y cuya sede se encuentra en 'Monte Ecclesia', EEUU.) estos subplanos astrales, ordenados desde el más “luminoso” hasta el más “oscuro”, serían:

   1. Región del poder del alma.
   2. Región de la luz del alma.
   3. Región de la vida del alma.
   4. Región de los sentimientos.
   5. Región de los anhelos.
   6. Región de la impresionabilidad.
   7. Región de las pasiones y viles deseos.

   Es en el sétimo plano astral —llamado también bajo astral— donde se encuentran las peores energías, tales como el odio, la malicia, la envidia más cruda, el rencor; los deseos homicidas o suicidas; vicios, perversiones y un sinfín más. Por tanto, se supone, a este subplano llegan los borrachos empedernidos y drogadictos desproporcionados; los asesinos y genocidas, los violadores, y demás. Ellos vagan en este subplano rodeados de energías negativas, intentando satisfacer sus maliciosos deseos y muchas veces, cuando pueden, interferir en el mundo físico y anclarse como parásito a un individuo u objeto del individuo; absorbiendo su energía y provocándole malos pensamientos y malestares tanto físicos como emocionales.

   Cabe mencionar que a los seres del bajo astral no les interesa ni les interesará nunca si ustedes son creyentes de ellos y de divinidades, si ustedes los ven como inferiores o no, o si simplemente les da igual. Si a ellos se les antoja molestarlos, absorber su energía, perturbarlos y demás, lo van a hacer; estos seres no piensan en nada más que sus propios intereses.

   Para alejar estas malas entidades y energías —siempre y cuando descarten cualquier posibilidad común y médica— el mejor consejo que les doy, aparte de buscar ayuda profesional, es que se envuelvan en energía positiva. Véanse rodeados de luz, de poder. Invoquen a su guía espiritual —Dios, Madre Naturaleza, la Diosa, Fuerzas del Universo, etc.— y llénense de todo lo contrario a estas ambiciosas y dañinas energías y entes. Ustedes tienen el poder para hacerlo, apóyense en lo bueno y positivo siempre.


   Páginas de apoyo informativo: 12

     Esto ha sido todo por ahora, queridas ovejas negras, espero les haya gustado esta entrada, que aunque poco ha tenido que ver con leer o escribir posee información de utilidad. No olviden que pueden dar sugerencias y adiciones en la caja de comentarios. Además, si les gustó este contenido y no quieren perderse ni una sola de nuestras publicaciones, los invito a suscribirse al blog y darle me gusta a nuestra página de Facebook.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario