jueves, julio 09, 2015

Tipos de Narradores

Cuando se narra, se cuenta una historia; quien narre será el narrador. Pero exactamente ¿qué o quién es el narrador? Se trata del personaje que el autor crea para contar una historia.

             Existen varios tipos de narradores:
      ° En primera persona: Narrador protagonista y narrador testigo.
      ° En segunda persona: El narrador habla en segunda persona, contando los hechos hacia sí mismo o a un yo desdoblado.
      ° En tercera persona: Narrador omnisciente y narrador observador.

Narrador protagonista.

    Este narrador también es el protagonista de la historia. Cuenta su biografía, tanto real como ficticia. Posee una visión de los hechos más alta que la del narrador testigo pero menor a la del omnisciente y observador.

     Ejemplo: “Después de que todos se calmaron y regresaron a su lugar de trabajo pude por fin quedarme solo. Aunque Silvia fue la última en salir, eso me incomodó un poco. Me dijo que fuera con ella y Daniel al parque de enfrente a primera hora por la mañana, dijo que teníamos que hablar sobre algo importante. Le dije que estaba bien. Algo no me parecía correcto pero la curiosidad y las ganas de saber qué ocurría me hicieron aceptar su propuesta.

       No le dije nada más y me giré para acomodar mi escritorio después de toda esa rabieta colectiva.

      No me molesta la compañía de mis amigos, claro que no, pero siento a veces que me ven como un tipo débil y que necesita ser cuidado todo el tiempo. ¡Vamos, soy adulto y necesito mi espacio!”

Narrador testigo o personaje secundario.

      El narrador influye en parte de la historia, siendo testigo de los hechos y contando lo que puede ver y notar, pero no es el protagonista. Posee menos visión de los hechos que el narrador protagonista.

      Ejemplo: “Le dije a Silvia que pensara bien las cosas, que tal vez a Manuel no le gustaría la idea. Pero no quiso escucharme. Noté cómo se quedó un rato en la oficina de Manuel, no quise acercarme, era asunto de ellos. No la esperé aunque sí me pregunté de qué habrán hablado ese pequeño rato.

      Cuando llegué donde mi compañera Kim ella hablaba con Daniel. Yo sabía que Daniel era más que silencioso por lo que si se atrevía a mantener una conversación donde decía más que simples monosílabas tenía que ser importante. Esperé manteniendo distancia a que ellos terminaran, pues lo más probable era que estuvieran hablando del incidente que tuvieron con Manuel.”

Narrador en segunda persona.

      Este narrador no influye en los hechos pero habla como si estuviera observando lo que sucede. Parece narrar los hechos para sí mismo o para un yo desdoblado, a veces puede hablar consigo mismo.

      Ejemplo: “Silvia esperó a que sus compañeros salieran. Ahora quedaba sola con Manuel; le sonrió como si se estuviera disculpando por algo, de verdad que no sabía la diferencia entre actuar como amiga y como torpe enamorada. —¿Qué tenía en la cabeza esa mujer?— Silvia se acercó a Manuel y le dijo en un tono tranquilo:

      —Necesitamos hablar sobre algo importante —luego suspiró y puso una expresión seria— vos, Daniel y yo.

      Manuel frunció el ceño levemente y con un tono de curiosidad le preguntó: —¿Sobre qué exactamente?

      —No puedo decirte ahora, —respondió Silvia cruzándose de brazos— es mejor que nos veamos mañana en el parque. A primera hora mejor.

      —Está bien.

      Manuel no dijo nada más, se giró para limpiar el desorden que había hecho. Silvia lo miró unos segundos, como tonta sin saber qué hacer —Y no debería decir cómo, tiene un alto puesto pero sé que es bastante tonta—. Ya que Manuel no pareció prestarle más atención salió sin decir nada. —Bien hecho, muchacho, así es como deberías ser con ella siempre—.”

Narrador omnisciente.

      Es el narrador que más tiene visión puesto que sabe y ve todo de la historia y los personajes. Tanto lo que hacen, lo que no, qué piensan o hasta qué sienten.

     Ejemplo: “Después de que todo el alboroto iniciado por Manuel terminó y de que todos se hubieran calmado por fin dejaron la oficina de él. Algunos con resentimiento por el mal trato y otros confundidos ya que Manuel rara vez actuaba de esa forma tan extraña.

      Silvia fue la única que se quedó, incluso cuando el mismo Bryan le dijo que no lo hiciera. Pero ella decidió no escuchar razón, no había ninguna más que la suya y la de sus verdaderos superiores. Fingió una torpe sonrisa de disculpas y se acercó a Manuel, dirigiéndose a él con un tono de voz muy tranquilo: —Necesitamos hablar sobre algo importante —luego suspiró y su expresión cambió a una más seria— vos, Daniel y yo.

      Manuel frunció el ceño levemente, ya que un sentimiento no muy cómodo le sobrevino a la mente. Con un tono que demostraba su gran curiosidad le preguntó a la mujer: —¿Sobre qué exactamente?

      —No puedo decirte ahora, —respondió Silvia cruzándose de brazos, tratando de que no se viera demasiado seria pero tampoco tan desinteresada— es mejor que nos veamos mañana en el parque. A primera hora mejor.

       Manuel decidió saber qué ocurría, así que respondió con un visto bueno, diciendo solamente “Está bien”.

      Él no dijo nada más, se giró para limpiar el desorden que había hecho minutos atrás. Silvia lo miró unos segundos, sin saber qué más decir o hacer, un poco nerviosa por la inseguridad de no saber si había hecho bien lo último. Manuel ignoró su presencia así que ella salió sin decir nada más.”

Narrador observador.

      Este narrador tiene un poco menos de visión que el omnisciente, esto se debe a que sólo ve las acciones físicas de los hechos. Como una cámara cinematográfica, puede observar lo que hacen y harán los personajes así como sus diálogos, pero no sus pensamientos o sentimientos, a menos claro que ellos mismos lo expresen en voz alta o con acciones.

      Ejemplo: “Bryan le dijo a Silvia que no fuera a hablar con Manuel, sin embargo ella lo ignoró de manera olímpica y se quedó en la oficina de él. Bryan la miró mientras ella, en vez de alejarse del lugar de trabajo de Manuel, se acercaba. Bryan tenía un rostro de preocupación y cansancio, pero no hizo nada más y caminó a su propia oficina.

      Antes de haber llegado se detuvo, al parecer notó la presencia de otra persona aparte de la de Kim, su compañera. Daniel hablaba con ella de una manera muy seria. Bryan se quedó inmóvil en el sitio, al parecer esperando a que ellos hubieran acabado para poder entrar; la expresión en su rostro era pensativa.”
-:-
      Es siempre lo correcto usar solamente uno cuando se va a escribir y, si fuera necesario utilizar más de un tipo de narrador —similar a cuando se alternan personajes narradores—, se indique de forma adecuada y notable cómo o quién habla. Puede ser por medio de capítulos así como subcapítulos.

     Espero que este post les haya ayudado mucho. Nos leemos, queridos y queridas lectores y escritores.
        Akari fuera.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario