viernes, marzo 20, 2015

Consejos para no perder las ideas de tu historia

Hace unos días estuve leyendo en una página donde las personas publican sus anécdotas. Una de tantas trataba sobre una muchacha que en el colegio hizo un libro con una buena trama pero que no llegó a terminar. Cuando años después encuentra el archivo y lo lee, queda frustrada porque no hay un final y no recuerda cuál era el que le había pensado en su momento.

Imagino lo frustrante que eso puede ser, y lo sé porque me ha pasado situaciones similares. Ahora pienso en que uno puede evitar este tipo de cosas y me gustaría compartir con ustedes algunos consejos para tal fin.

Creo que es algo tan simple y lógico que tampoco le daré demasiadas vueltas al asunto por lo que mis consejos son los siguientes:
*Escribí lo que se te ocurra cuando se te ocurra. Porque aunque digás 'lo apunto luego, de por sí no se me olvida.' ¡Falso! Sí se te puede olvidar o puede que no por completo o incluso podés perder partes importantes de esa idea. Así que si se te ocurre algo y podés apuntarlo, hacélo.

*Desorden ordenado. Esto funciona como:
    1-Final.
    2-Relleno.
    3-Diálogo de la página 73.
    4-Historia del pasado de personaje tal.
    5-Principio.
    6-Desarrollo.

Se trata de escribir en desorden pero siempre sabiendo dónde va cada cosa. ¿Que se me ocurrió primero el final? Pues lo apunto de primero y le pongo etiqueta. ¿Que escribiendo el principio se me ocurrió un suceso importante? Pues lo apunto en otro lado y pongo un recordatorio de donde va listo. Ese tipo de cosas, así sólo es de ordenar y completar.

*Siempre o en la medida de lo posible llevar un cuadernito o block de notas para apuntar. Porque las ideas vienen y van y no siempre estamos frente a la computadora o el cuaderno selecto para nuestros escritos. Así que nunca está demás andar algo para anotar las ideas que se nos ocurran en 'tiempo fuera de escritura'.

*Tratá de dibujar un poco; porque ayuda a recrear cosas. Y no un dibujo perfecto, cualquier garabato sirve. Porque a veces no sabemos describir o contar algo, entonces podemos dibujar y, aunque puede que no en el momento, se nos ocurrirá las palabras adecuadas para nuestro escrito.

*Anotar sueños. El mundo onírico es una excelente fuente tanto de ideas como de realidades y perspectivas. Aunque por ahora nos iremos del lado creativo. A veces soñamos cosas que bien nos pueden servir para escribir algo o completar otras cosas. Pero los sueños se pueden olvidar con más facilidad que muchas otras cosas, así que —olvidando otros fines sobre los sueños y además de descifrarlos— recomiendo tener un cuaderno cerca de la cama para poder apuntar lo que hemos soñado.

*Cuando ya has perdido parte de la idea anotá lo que quedó de ella y luego tratá de leer una y otra vez de forma calmada y relajada lo que escribiste. Si no lográs recordar más de lo que esperás, podés buscar alguna lectura sobre el tema de la idea. Por ejemplo, si fue sobre un crimen muy original en tu historia policiaca entonces buscá novelas o cuentos policiacos. No es efectivo al cien por ciento pero muchas veces ayuda a traer devuelta la idea perdida o al menos obtener otras nuevas.

*Hacer un resumen o sinopsis larga. Y esto quiere decir que harán una especie de súper resumen de su historia. Donde aparezcan las cosas importantes y no tan importantes, sucesos, nombres; quién es malo, bueno, neutral o sólo mencionado, etc. Eso nos ayuda a tener una mini-guía que podemos editar o agregarle cosas para no perdernos tanto.

Estos fueron algunos consejillos para evitar la pérdida excesiva de ideas. Y espero haberles ayudado mucho. Nos leemos, mis queridos lectores y lectoras, ¡chao!

Akari fuera.

2 comentarios:

  1. Estoy escribiendo y dibujando una historieta y es cierto, aveces en la pega se me ocurren buenas ideas que son como "ideas flotantes"... Y de un momento a otro las olvido jajajajaja una pequeña agenda de bolsillo es una muy buena idea para guardar ideas.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasó tantas veces y conversando con algunos amigos determinamos que estas cosas le pasan a cualquiera mucho más seguido de lo que pensábamos, así que decidí hacer una lista de consejos para evitarlo.
      ¡Que bueno haber ayudado, es un gusto!

      Eliminar