viernes, marzo 20, 2015

Cacofonía y redundancias

     ¿Cómo lidiar con errores tan comunes como la cacofonía y la redundancia?

     Primero veamos cuáles son sus significados, seguido de un ejemplo y de cómo podemos hacer que las cosas mejoren en este campo:

   *Cacofonía:Efecto acústico desagradable que resulta de la combinación de sonidos poco armónicos o de la repetición exagerada de un mismo sonido en una frase.”

     *Redundancia o pleonasmo:Empleo de palabras innecesarias para expresar una idea o concepto por estar ya expresado con otras palabras o por sobreentenderse sin ellas.” “Repetición de sonidos, palabras, construcciones, etc., para expresar una idea o concepto que ya se ha manifestado con otras unidades semejantes.”
     Ahora veamos un ejemplo claro de estos dos errores: “Amaría que me besaras con los besos de tu boca. Y que luego me cortejaras coquetamente muy lindamente con tu propio cuerpo que es de tu propiedad.”

     Vamos a verlo con calma. Primero la frase “Amaría que me besaras con los besos de tu boca”. Aquí hay un error de redundancia demasiado obvio y es “besar con besos de tu boca”. Los besos sólo son de la boca y no es necesario decir que quieres que te besen con un beso, ya que, al menos en este caso, este es el sustantivo creado por la acción. Lo más correcto sería simplificarlo y quedaría “Amaría que me besaras” o cambiándolo a algo como “Amaría tener tus besos”.

      Ahora sigue “Y que luego me cortejaras coquetamente”. Aquí también hay un fallo común, de nuevo con la redundancia y es poner adjetivos innecesarios; en este caso es “coquetamente”. Coquetear y cortejar son sinónimos y es como que dijéramos coquetear coquetamente.

   Seguimos con la cacofonía al tener “coquetamente muy lindamente”. Esas terminaciones parecidas, en este caso –mente, no suenan como poesía. Ese “hice un verso sin esfuerzo” es cacofonía. La forma más fácil de corregirlo es cambiar una de las palabras por un sinónimo con terminación diferente, o bien cambiando un poco la frase. En este caso podríamos poner “Y que luego me cortejaras linda y sutilmente”.

     Continúa “con tu propio cuerpo que es de tu propiedad”. No hace falta decir que se trata de una redundancia cacofónica. El cuerpo que se nos da no es propiedad de nadie por más esclavo que sea uno, así que “tu propio cuerpo” no sería lo ideal sino más bien “tu cuerpo”. Lo otro sería “que es de tu propiedad” y eso ya lo sabemos por lo que esa parte de la frase es completamente inútil.

    Así que, viendo todas las correcciones que podemos hacer nuestra pequeña frase quedaría: “Amaría que me besaras. Y que luego me cortejaras linda y sutilmente con tu cuerpo.” ¿Ven cómo cambia? Ya el enamorado podrá pedir besos y coqueteos completamente carnales sin sonar mal.


     Akari fuera.

2 comentarios:

  1. ...notable!!
    Los temas a tratar que subes son super útiles, se agradece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me esfuerzo porque sean útiles, gracias por leer y tomarlos en cuenta.

      Eliminar